GUINEA, A VUELTAS CON LA CONSTITUCIÓN

Manifestación contra la reforma constitucional en Guinea. Fuente: Africaguinee.com

 

Guinea se encuentra desde hace años en una situación de crisis que ha ido acentuándose con el paso del tiempo. Los actos violentos son frecuentes en el contexto político, la oposición está adoptando cada vez una postura más radicalizada y el gobierno, lejos de abogar por la reconciliación, responde con el uso de la fuerza. Durante el último año, con la aproximación de las elecciones presidenciales, las protestas contra el presidente se han intensificado. Mamadou Oury Diallo, estudiante universitario en Guinea y activo participante en estas protestas, afirma que se han llegado a repetir cada jueves durante meses en regiones como Labé, una de las más afines a la oposición con graves disturbios e incluso manifestantes heridos o asesinados y dirigentes encarcelados.

Desde 1958 hasta el día de hoy ha habido solo 5 presidentes en la República de Guinea, de los cuales sólo uno ha sido elegido democráticamente: el actual presidente Alpha Condé. Todos los demás presidentes han subido al poder mediante un golpe de estado, a excepción del primer presidente del país, Sékou Touré. Para hacernos una idea de la duración de los mandatos, durante el mismo periodo, Francia ha tenido más del doble de presidentes.

En enero de 2010, los principales partidos políticos del país se reunieron en Burkina Faso, con la Unión Africana y otras organizaciones y organismos internacionales, y se suscribieron al Acuerdo de Uagadugú para facilitar la transición hacia un gobierno democrático. Por medio de este acuerdo, también se produjo una reforma de la Constitución, con el fin de maximizar la defensa de los derechos humanos en el país. Además, se redactaron varios artículos (République de Guinée, Constitution du 7 mai 2010, art. 27-34) con el fin de reglamentar el proceso de elección presidencial: el presidente debe de ser elegido por sufragio universal directo, la duración del mandato debe de ser de cinco años, renovable una vez más, siendo imposible ejercer más de dos mandatos, sean o no consecutivos.

Alpha Condé, hoy presidente de la República de Guinea, subió al poder en diciembre de 2010 tras ganar las elecciones presidenciales y tras dos años de dictadura militar en el país. Durante el mandato del presidente, lo que se suponía que iba a ser un avance hacia la defensa de los Derechos Humanos ha resultado en todo lo contrario. Desde que Alpha Condé está en el poder, las violaciones de estos derechos se han multiplicado: en estos 10 años, centenas de personas han sido asesinadas por la policía en las manifestaciones contra el gobierno y numerosos líderes políticos de la oposición han sido encarcelados injustamente, lo que aleja al país del camino democrático.

Cellou Dalein Diallo, presidente del principal partido de la oposición, es uno de los actores políticos más importantes de Guinea. Fue primer ministro entre 2004 y 2006, y desde enero de 2015 lidera las protestas ciudadanas contra Condé, que recorren todo el estado. La oposición sostiene que durante el mandato de Condé la situación del país ha empeorado, y lo acusa de fomentar las diferencias y luchas entre las diferentes etnias del territorio para promover la división de sus ciudadanos.

El día 16 de febrero, pese a los numerosos obstáculos y a la no legitimación por parte de la oposición, Alpha Condé aprobó la celebración de un referéndum para realizar reformas en la Constitución que, finalmente, tuvo lugar el 22 de marzo y cuyo resultado fue el sí de la mayoría. La jornada electoral estuvo marcada por numerosos altercados: la violencia, entre los ciudadanos partidarios de la oposición y las fuerzas del orden, los ataques a los lugares donde se realizaba el escrutinio y el incendio del material electoral.

A pesar de una jornada electoral plagada de irregularidades, y unos resultados de dudosa fiabilidad, las reformas han comenzado, y lo que es un secreto a voces está cada día más cerca de convertirse en realidad. Parece claro que el principal objetivo de estas reformas sería rectificar los artículos referentes a la elección presidencial para poder ser reelegido en un tercer mandato. 

La justificación de estas modificaciones, según el presidente, es actualizar la Constitución, dando más peso a los derechos de la mujer y castigando las violaciones de los Derechos Humanos. Unas enmiendas totalmente necesarias pero, ¿por qué ha esperado 10 años para hacer estas reformas? Podría haberlo hecho antes, ya que su mandato llegará a su fin en tan solo unos meses. ¿Por qué no dejar esas reformas al siguiente presidente?

Cuenta A. Diallo, antiguo militante del partido opositor U.F.D.G. y actualmente demandante de asilo en España, que estas son algunas de las preguntas que se hacen los partidos de la oposición y los miles de ciudadanos que salen a manifestarse cada jueves en contra de un tercer mandato. Aunque Alpha Condé no ha confirmado ni desmentido ninguna información relacionada con este supuesto tercer mandato, la rapidez y la urgencia con la que se quieren realizar las reformas parece una declaración de intenciones por parte del presidente. 

La fecha de las próximas elecciones aún está por determinar. Lo que sí está claro es que será antes de que finalice este año 2020. Ese día, millones de guineanos acudirán a las urnas preparados y preparadas para llevar a cabo unas elecciones libres y justas. Sin embargo, se esperan grandes protestas y disturbios. La organización no gubernamental Amnistía Internacional, que ha denunciado en repetidas ocasiones la muerte de manifestantes en numerosas protestas, alerta: “Tememos que las violaciones de los Derechos Humanos en el país empeoren ante la celebración de elecciones presidenciales en 2020.”