Paz y seguridad: Desde África y para África

Los soldados de Burundi reciben elogios al concluir su viaje de servicio. Fuente: AMISOM

La visión de paz que tiene la Unión Africana (UA) es un tema importante dentro de la Agenda 2063. Dado que la construcción de la paz representa hoy en día uno de los principales retos para África, de la misma forma significa una oportunidad para demostrar que los gobiernos africanos tienen dentro de su continente las herramientas y las fórmulas para entender y construir las bases de un proyecto de paz. Es evidente que la necesidad de establecer bases para la construcción de la paz surge de las necesidades propias de la población.

Después del fin de la Segunda Guerra Mundial y el establecimiento de las instituciones creadas por los Estados Unidos y sus aliados, se construyó un nuevo orden internacional que vio su consolidación en 1991 con el final de la Guerra Fría. Desde ese momento, la responsabilidad de la seguridad humana y la preservación de la paz adquirieron un sentido internacional, pero con una visión completamente occidental y totalizadora.

Desde el momento en que las instituciones comandadas por la Organización de las Naciones Unidas (ONU) tomaron el liderazgo para la preservación de la paz, el continente africano sería el primer blanco de intervenciones militares y humanitarias. El discurso imperante de EE.UU y sus aliados europeos, fue el de salvaguardar a las sociedades africanas (olvidando que los conflictos surgieron a partir de su intromisión en el continente).

Ahora llegaban con un discurso más o menos similar al primero pero con un nuevo término: el de “salvaguardar”, y no el de “civilizar”. El propósito de las actividades de mantenimiento de Paz de la ONU iba más allá de buscar la construcción de la paz y el bienestar en las sociedades africanas. Buscaban poner fin a los conflictos, pero también querían implementar una “paz liberal” en la que todas aquellas sociedades devastadas por el conflicto se reconstruyeran y para que, después, implementaran un modelo democrático y de libre mercado (evidentemente, de tipo neoliberal).

Por su parte, miembros del Grupo de Estudios Africanos de la Universidad Autónoma de Madrid nos dicen que “la construcción de paz ha servido como un mecanismo para perpetuar el actual orden internacional neoliberal donde los ganadores son ciertas élites […] los perdedores son siempre las sociedades africanas” (Molinero, 2014, p.139). Pues mediante las misiones de paz de la ONU en las que colaboran países que en su momento fueron potencias coloniales, como Francia o Reino Unido, para nada han contribuido a la solución de conflictos. Muchas veces, dichas misiones lo único que han logrado es crear la visión de un continente devastado por la guerra en la que hay buenos y malos. Y no nos hablan de otra visión, en la que países europeos han beneficiado a aquellas élites que pueden servirles para obtener beneficios de los territorios en conflicto.

Por el contrario, el enfoque que se ha planteado la Unión Africana para la construcción de la paz, es un enfoque que involucra a todo el continente. Los y las africanas, para construir la paz, nos dicen que es necesario tener presentes los contextos históricos y sociales de cada Estado.

Pero los gobiernos de África quieren ir más allá del Estado. Se miran como un todo, teniendo presente el pasado funesto que los ha motivado para trabajar unidos ante los retos del presente. Delgado (2009) nos dice que “a partir de 2002, las iniciativas destinadas a la prevención de conflictos, construcción y consolidación de la paz en África se han dado en el marco de la Unión Africana como organismo continental” (p. 160). Y es la visión continental lo que los ha llevado a conocer y entender de mejor manera el tema de los conflictos, para de esta forma elaborar sus propios planes de acción. De hecho los conceptos de “Paz y Seguridad” están consagrados en la Agenda Africana de Paz y Seguridad dentro del acta constitutiva de la Unión Africana.

Así pues, los y las africanas, desde hace ya un tiempo, se han replanteado la idea de cómo llegar a la paz y hacerla efectiva, dado que la visión de la ONU se ha centrado en el aspecto defensivo. Además, han visto que las intervenciones extranjeras en el continente no obedecen a la resolución de conflictos, ya que los actores extranjeros obedecen a intereses políticos y económicos. Es por ello que dentro de los objetivos 2063 de la UA se busca que la intervención en los conflictos sea desde África y para África. Para que esto suceda, la Unión Africana ha formulado ciertas directrices que le permitirán construir la paz. A continuación se resaltan las más importantes:

La Unión Africana se ha apoyado de diferentes instrumentos y declaraciones entre las que destacan las declaraciones de Kigali, Jartum y Banjul, que han creado un marco legal y de acción. Igualmente otras medidas optadas por la UA son las del mantenimiento de paz y la ejecución de la misma; se busca que las fuerzas de la Unión Africana actúen como un mediador evitando que las partes en conflicto continúen peleando o, peor aún, se aniquilen. Sentar a negociar a las partes en conflicto obligatoriamente ha sido una de las medidas por las que se ha optado. Dicho procedimiento está acompañado de propuestas de tipo político, económico y hasta militar.

Igualmente, la UA tiene otros mecanismos para la acción y protección de la seguridad humana, como lo son el sistema continental de alerta temprana, el cual involucra a determinados actores subregionales, por ejemplo el ECOWAS (Comunidad Económica de Estados de África Occidental). Además, el sistema continental de alerta temprana consulta a diferentes actores, estatales y no estatales, instituciones académicas y a otros actores internacionales con el fin de conocer información que permita vislumbrar las posibilidades de conflicto de algún Estado miembro.

Es interesante que los gobiernos de África, con estas acciones en materia de paz y seguridad humana, engloben otros temas como el desarrollo y la sustentabilidad, pues han visto que resolver un asunto, vincula a otros. Indagando un poco más en las acciones de seguridad y paz de la Unión Africana, se puede decir que tienen una serie de medidas y mecanismos propios que les permitirán avanzar fuertemente en la Agenda 2063. El futuro puede ser incierto, y es que no se sabe todo lo que se tiene que enfrentar. Pero África y la UA saben que la cooperación, la voluntad política, el empoderamiento de sus pueblos y la esperanza de un mejor continente son las claves para superar todos los retos que se presenten en el camino.

Bibliografía

Costero, C. (2011). Las misiones de paz de Naciones Unidas en el África Subsahariana. Mayo 22, 2020, de CEAA COLMEX Sitio web: https://ceaa.colmex.mx/aladaa/memoria_xiii_congreso_internacional/images/costero_misiones.pdf 

Delgado, J. (2009). Paz y seguridad humana en áfrica: una visión desde la Unión Africana. Mayo 22, 2020, de Facultad de Finanzas, Gobierno y Relaciones Internacionales, Universidad Externado de Colombia Sitio web: https://dialnet.unirioja.es/servlet/articulo?codigo=3633718

Unión Africana. (n.d.). Agenda 2063. Recuperado de: https://au.int/en/agenda2063. [Fecha de consulta: 22 de mayo de 2020]

Molinero. Y. (2014). Deconstruyendo la paz liberal en África Subsahariana. Mayo 22, 2020, de Grupo de Estudios de Relaciones Internacionales (GERI) – UAM Sitio web: https://revistas.uam.es/index.php/relacionesinternacionales/article/view/5229